Sección

Fundación Lilly, comprometida con la salud

Carmen Cruz Gracia

 

Esta organización dirige sus proyectos a apoyar a grupos marginados y sectores sociales que necesitan tratamientos para enfermedades del sistema nervioso y padecimientos oncológicos, entre otros.

 

Con presencia global en 173 países y un portafolio de productos que abarca alrededor de las 60 soluciones médicas más innovadoras, la empresa farmacéutica Eli Lilly, con sede en Estados Unidos, por medio de su fundación busca apoyar a quienes más lo necesitan.

“Fundación Lilly, pretende llegar a las personas más necesitadas, a los grupos más marginados a través de nuevas oportunidades, porque lo que buscamos es traducir todas las actividades de nuestra fundación en acciones, y eso se logra mediante la educación y prevención de enfermedades. Además de llevar acabo investigaciones en políticas públicas, en las áreas que se puede hacer más con menos recursos a nivel local, estatal y federal”, afirma Miguel Ángel Oliva, gerente de Relaciones Públicas y Gobierno de la empresa.

El directivo señala que la cartera de soluciones de la empresa está encaminada hacia el tratamiento de enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central, las funciones y enfermedades de las glándulas endócrinas, la salud de la mujer, la oncología, la disfunción eréctil, la depresión, el trastorno bipolar; así como el cuidado crítico para sepsis severa y diabetes con ácido de insulina.

Destaca que en México ya se empieza a estudiar la posibilidad de tener mayor responsabilidad social corporativa, “buscando más impacto en la sociedad mediante las donaciones que hacemos como compañía y a través del trabajo que realizamos con las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) y la sociedad civil. Buscamos que nuestros apoyos sean una inversión social, que apoyen proyectos auto-sustentables a largo plazo para que su impacto sea real y permanente”.

El representante de la farmacéutica refiere que uno de sus principales intereses es la educación sexual. “Nosotros iniciamos el primer proyecto de visión mundial para la prevención y educación sobre el Síndorme de Inmunodeficiencia Adquitida (Sida); trabajamos para reducir la tasa de enfermedades de transmisión sexual en un 70 por ciento, en un lapso de dos años, en la comunidad de Vicente Camalote en Oaxaca, pues la tasa de incidencia en dicha comunidad es el doble de la que se registra en el resto del país. Este tipo de programas buscan garantizar de alguna forma la seguridad en las nuevas generaciones. Ese es el compromiso que tiene la fundación”.

Sin embargo, explica que la pretención no es llegar a más comunidades o decir que lo van a hacer en todo el país. “No es ese el objetivo. Lo que queremos es apoyar proyectos bien definidos, que tengan un impacto real a nivel nacional, o local y eso va a depender de los recursos que nos estén solicitando y de lo bien estructurado que esté el solicitante”.

Aclara que la Fundación Lilly AC, es una entidad legal separada de la compañía Eli Lilly de México SA de CV, “básicamente porque queremos darle continuidad al proyecto, y además queremos que la fundación pueda recabar fondos de otras organizaciones y no únicamente de la compañía, de tal manera que este es un compromiso para el próximo año. “Es en los hechos donde vamos a ver nuestro trabajo”.

Oliva dice que todas las fundaciones tienen como propósito ayudar a la población, independientemente del proyecto que tengan, así que no observan una competencia entre las diversas agrupaciones. “Debemos hacer sinergias, trabajar juntos y tratar de hacer proyectos mancomunados”.

Eli Lilly por su naturaleza y por el tipo de empresa que es —única dentro de la industria farmacéutica— tiene como única responsabilidad social la salud para todos los mexicanos. Para ello cuenta con fondos por más de 2.5 millones de pesos que están listos para utilizarse en los diferentes programas, lo que la ubica a nivel nacional en el undécimo lugar, y en Estados Unidos ocupa el décimo, en apoyo a los más necesitados.

La inversión social, no sólo es mediante apoyos directos a las comunidades. Miguel Ángel Oliva señala: “Nuestra empresa factura alrededor de 15 billones de dólares anuales, estamos considerados como la compañía número uno en innovación, productividad y desarrollo, pues somos la farmacéutica que invierte más dinero en investigación”. Los fondos y recursos de la fundación se destinarán en 80 por ciento a proyectos propios de la misma y el 20 por ciento restante, a proyectos del Comité de Voluntariado, compuesto por trabajadores de la organización.

 

Esperamos sus comentarios sobre esta investigación:  

Nombre:
E-mail

Comentario:


 

 

 

 

 

 
 

Archivo | Noticias diarias | Publicidad | Directorio | Suscripciones | Contacto

Revista Fortuna. Av. Juárez No. 88, primer piso, despachos 110 y 111 Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc.
México D.F. C.P. 06040 | Tels: 9149-9802, 29 | Tel/Fax: 9149-9822 | Suscripciones: 9149-9802

Diseño web, Weblex, pagina en internet, Diseño de Paginas Web en Mexico. Sitio web

Recomienda