Salud

Neo-Melubrina, peligroso hábito en México

Fabiola Nieto

Prohibido en varios países debido a sus efectos secundarios, Neo-Melubrina (metamizol o dipirona como elementos activos), es  un antipirético fabricado por el laboratorio Sanofi-Aventis  que permanece entre los diez primeros analgésicos que consumen los mexicanos, sobretodo la población infantil.

Sin embargo, está comprobado que su consumo produce serias contraindicaciones y que la automedicación, práctica común en el mercado mexicano, aumenta sus riesgos entre la población mexicana, ya que este medicamento es promovido para atacar todo tipo de dolores agudos que van desde gripe, fiebre, dolor de cabeza, afecciones reumáticas, prurito, dolor de muelas y hasta dismenorrea.

A pesar de que su venta exige receta médica, Neomelubrina se comercializa como un medicamento de libre venta, mientras que en Estados Unidos las autoridades de la Food and Drug Administration (FDA) prohibió su comercialización desde 1976 debido a sus graves efectos colaterales.

Pero en México no se han tomado medidas respecto a la venta de Neomelubrina,  a pesar de que la propia Secretaría de Salud ha realizado estudios en los que admite los efectos adversos del metamizol aún administrándose  bajo supervisión médica. También reconoce que esta sustancia provoca  toxicidad aguda. Los AINE's pueden producir intolerancia gastrointestinal y agranulositosis una enfermedad en la cual no existe el número suficiente de glóbulos blancos sanguíneos llamado granulocitos. Las personas afectadas con esta condición son susceptibles a infecciones, según el doctor Arturo Lomelí Escalante presidente de la Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor en entrevista con Fortuna.

Además, en mayor o menor grado causan retención de líquidos con disminución del flujo urinario y posibilidad de elevar la presión arterial.

En un estudio publicado en internet, la Secretaría de Salud reconoce que hay formas farmacéuticas infantiles de metamizol que contienen la misma dosis que los adultos. En el rango de la intoxicación aguda  los efectos inician con  "irritabilidad, rechazo del alimento, letargo y en los casos graves, coma y convulsiones. El sangrado digestivo es frecuente y es posible en el sistema nervioso."

La doctora Carmen Rojo Leyva, pediatra alergóloga del Hospital Infantil advierte sobre dos de los efectos colaterales más comunes en la aplicación de este medicamento: "como Neo-Melubrina es un antipírético viejo y de fácil adquisición, la mayoría de las personas lo compran para tratar la fiebre, sea cual sea la causa; sin embargo, Neo-Melubrina causa hipotermia, esto es, que baja la temperatura de más, y,  con un poquito que te pases de la dosis  puede evolucionar al choque hipotérmico y el paciente puede morir por colapso vascular."

Sin embargo, para la doctora Rojo el peor de los daños que causa Neomelubrina es la hepatotoxicidad  "eso está totalmente comprobado, aún con uso controlado produce daño hepático y esto es principalmente por acumulación. Hay gente que la prueba, le sienta bien el medicamento  y después por cualquier  dolor o subida de temperatura la toman sin conocer los daños colaterales. En ciertos casos, como en aquellos que padecen hepatitis tomar  Neo- Melubrina empeora la muerte celular hepática aún tomando dosis pequeñas."

Ultimo recurso

En el cuadro de medicamentos prescritos como antipiréticos e infamatorios, Neomelubrina no debe estar como primera opción para contrarrestar  la temperatura, el dolor de cabeza y el dolor en general según Rojo Leyva "para mí si no funcionan los antipiréticos inofensivos, en primer lugar el  paracetamol y en segundo lugar el ibuprofeno  o tercero la mezcla de ambos, sólo así prescribiría  como  último recurso  Neomelubrina, en este caso no debe ser tomada más de 48 horas y  no administrarse a niños menores de dos años."

Todos estos efectos han sido detectados por la FDA, por lo que Neomelubrina está prohibida no sólo en Estado Unidos sino en varios países de Europa y Latinoamérica incluyendo a Alemania, Suiza y Costa Rica.

¿Por qué entonces un medicamento de última  opción y no aprobado por la FDA aún se comercializar en México?

Para la doctora Carmen Rojo, la respuesta se encuentra en el poder de los laboratorios y en el éxito que alcancen sus  productos:  "imagínate las ventas por un producto tan común y efectivo  pero del cual las personas  desconocen los daños."

Y agrega: "las farmacéuticas tienen tanto poder que son ellas quienes deciden dar avisos a los facultativos en cada ramo sobre los efectos adversos de sus productos, no es primero la Secretaría de Salud quién nos contacta, son  ellos quienes deciden qué productos pueden ser boletinados con advertencias."

Jos Angel C rdova VillalobosLa razón por la que la Secretaría de Salud aún no ha dado señales de alarma por el uso del metamizol se debe a que es "un producto de utilización muy extendida en el sector salud, además de que es de un costo muy accesible", dijo en en entrevista con Fortuna el presidente de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados,  José Angel Córdova Villalobos.

Por lo que el diputado panista  desestima las declaraciones sobre los efectos de metamizol:

"La Neomelubrina es un medicamento que yo he utilizado dentro de mis quince años de trabajo médico en instituciones públicas, y  he podido observar  sólo como efecto secundario la intolerancia, y daño renal cuando se usa de manera crónica, pero  nada notable.  Es cierto que  hay accidentes delicados, pero  cuando uno ve la cantidad de personas que los utilizan por el número de accidentes que se presentan, pues, realmente puede uno pensar que esto tiene otro fondo, más bien una guerra comercial."

Por su parte la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)  dependiente de la Secretaría de Salud informa a Fortuna que "efectivamente dipirona fue retirada del mercado de Estados Unidos, pero no por ser un mal medicamento, sino lo que motivó su retiro fue que la frecuencia de la reacción que se presentaba: agranulositosis, era mayor, en virtud de que se utilizaba muy poco. Por eso la casa matriz decidió retirar el producto del mercado de Estados Unidos, pero no por malo."

Además informa que "la Secretaría de Salud conoce todos los riesgos posibles de la Neomelubrina" así como los de todos los medicamentos registrados. "En México lo que podemos señalar es que el Centro de Farmacovigilancia de la Secretaría de Salud, no ha recibido información ni cuenta con referencias de que haya una incidencia alta de reacciones adversas por la prescripción de metamizol. Esta es la razón de que siga en el mercado nacional."

En contraste, Córdova Villalobos señala que "en nuestro país es muy probable que  no  contemos  con suficientes recursos humanos para estar haciendo una vigilancia estrecha de todo este tipo de medicamentos, y  muchas veces la fármaco vigilancia se deja a los mismos laboratorios" a lo que la doctora Rojo Leyva precisa  "difícilmente van a ser los mismos laboratorios quienes reporten  una conducta negativa de sus productos estrella."

Sin embargo, Neomelubrina ya se considera como un producto viejo, por lo que sería necesaria una nueva evaluación por parte de algún comité médico.

Flexibilidad en México

Sobre la flexibilidad de las leyes mexicanas en comparación con otros países para aceptar la comercialización de ciertos  medicamentos prohibidos, incluso desde hace varias décadas,  Córdova Villalobos explica:

"Lo que ocurre es que hay  medicamentos que generan diferente  respuesta de acuerdo a las poblaciones en donde se utilizan, vemos en ocasiones que hay ciertos grupos que son más intolerantes a algunos  medicamentos que  otros" y reitera que las reacciones alérgicas a metamizol en nuestra población son casi nulos.

Y aunque en teoría según señala la Cofepris este tipo de medicamentos (analgésico-antipiréticos) se encuentran clasificados en la Fracción IV del Artículo 226 de la Ley General de Salud, por lo que, cuando se señala que "su venta requiere receta médica", es responsabilidad de las farmacias y si lo venden  sin receta es ilegal, y pueden ser sancionadas, de acuerdo con lo que señalan la propia Ley General de Salud y su Reglamento, esta es una situación que prevalecerá impunemente ya que esta norma en la práctica "sólo se hace valer para algunos grupos", admite el presidente de la Comisión de Salud Córdova Villalobos.

Por su parte el doctor Arturo Lomelí se manifiesta por acciones más contundentes en este campo: "la prohibición de Neomelubrina (dipirona, o metamizol) no dejaría de ninguna manera un vacío terapéutico  ya que no ofrece beneficios aceptables en relación a los graves riesgos que entraña", finaliza.

Por su parte, ante las acusaciones, el responsable de este producto, Grupo Sanofi- Aventis México  al cierre de esta edición, ha mantenido silencio no sólo en la Unidad de Negocios dirigida por Carlos Molina o Rodolfo Mendoza gerente de Producto, sino también a través del gerente de Asuntos Legales, área a la que fue delegada  la responsabilidad de ofrecer una declaración sobre Neo-Melubrina.

 

Esperamos sus comentarios sobre esta investigación:  

Nombre:
E-mail

Comentario:


 

 

 

 

 

 
 

Archivo | Noticias diarias | Publicidad | Directorio | Suscripciones | Contacto

Revista Fortuna. Av. Juárez No. 88, primer piso, despachos 110 y 111 Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc.
México D.F. C.P. 06040 | Tels: 9149-9802, 29 | Tel/Fax: 9149-9822 | Suscripciones: 9149-9802

Diseño web, Weblex, pagina en internet, Diseño de Paginas Web en Mexico. Sitio web

Recomienda